Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Las impresoras se han convertido en útiles de papelería imprescindibles, tanto para las empresas como para los particulares, puesto que nos permiten tener acceso a documentos impresos de forma rápida y sencilla sin tener que depender de terceros. Sin embargo, a día de hoy, existen tantos tipos de impresoras que resulta complejo saber cuál es la mejor elección. Las dos opciones más habituales suelen ser las impresoras de tinta o de tóner.

Sin embargo, el primer aspecto que tenemos que tener en cuenta es el hecho de que la mayoría de empresas suelen ofrecer las impresoras a unos precios bastante asequibles, puesto que lo que resulta más caro después son los recambios y, por lo tanto, los cartuchos de tinta o de tóner. Es por esta razón que es tan importante saber el uso que vamos a darle a esta impresora para comprender si es mejor una impresora de tinta o de tóner.

Con esto claro, a continuación, te ofrecemos toda la información relevante sobre estos dos tipos de impresora y te contamos qué cartuchos son más baratos, cuál es la diferencia entre los cartuchos de tinta y de tóner y cómo elegir entre ambos, para que escojas la opción que mejor se adapta a ti.

¿Cuál es la diferencia entre tinta y tóner?

A la hora de hablar de las diferencias entre los cartuchos de tóner de tinta, lo primero que tenemos que comentar es que, obviamente, cada uno de estos modelos le corresponde a un tipo de impresora distinta. Mientras que los cartuchos de tinta se utilizan para las impresoras de inyección de tinta, los cartuchos de tóner se usan en las impresoras láser. Esto ya de por sí nos plantea la duda de qué diferencia existe entre ambas impresoras, que es algo que tratamos más en detalle en el siguiente apartado.

Aun así, también tenemos que valorar que esta diferencia entre la tinta y el tóner está principalmente causada por el material con el que se fabrican. Por un lado, los cartuchos de tinta se fabrican con líquido, mientras que, por el otro, el tóner hace uso de un polvo. Esto nos lleva a entender que, aunque ambos sirven para imprimir, los procesos que utilizan, son completamente opuestos y, por lo tanto, cada uno de ellos tendrá un coste, que trataremos más adelante.

Diferencia entre impresora de tóner y tinta

Ahora bien, sí queremos ir más allá del hecho de que la impresora de tóner utiliza un sistema de láser para imprimir y la tinta hace uso de este líquido, tenemos que considerar el hecho de que cada uno de estos cartuchos e impresoras nos plantea una serie de distinciones, que son las que comentamos a continuación:

Velocidad. Si atendemos a cuál de estos dos tipos de impresora nos permite imprimir de forma más veloz, tenemos que comentar que la impresora de tóner nos ofrece en la oportunidad de imprimir una mayor cantidad de papeles de forma más rápida y precisa, mientras que las impresoras de tinta suelen ser más lentas en todo este proceso. De esta manera, suelen recomendarse las impresoras de tóner para las oficinas y las impresoras de tinta para los particulares.

Precio. Otro de los aspectos más relevantes es el coste de cada una y, mientras que podemos hablar de que las impresoras de tóner y sus recambios son bastante más caros, también podemos entender que estos resultan más rentables a mayor volumen de impresión. Por otro lado, las impresoras de tinta y sus cartuchos suelen ser más asequibles, pero también necesitan reemplazarse con mayor frecuencia, por lo que a la larga quizás resultan más costosos.

Capacidad de impresión. Como bien hemos mencionado, si vamos a comprar una impresora porque queremos llevar a cabo grandes trabajos de impresión y, por lo tanto, imprimir muchas cantidades de papel, entonces la impresora tóner está capacitada para ello, mientras que las impresoras de tinta suelen soportar una menor cantidad de hojas de papel.

Calidad. Para hablar de qué impresora tiene una mayor calidad tenemos que atender también al tipo de impresión. Así pues, de forma general suelen escogerse a las impresoras de tinta para imprimir fotografías e imágenes, mientras que las de tóner suelen ser las de mayor calidad si queremos imprimir simplemente textos. Más allá de eso, ambas imprimen con una excelente calidad y precisión, por lo que la elección dependería, como ya hemos mencionado, del uso que vaya a dársele a esta impresora.

Tóner vs. cartuchos de tinta: ¿Cómo elegir?

Como bien hemos expuesto en los puntos anteriores, a la hora de elegir entre tóner vs. tinta, tenemos que considerar, sobre todo, el funcionamiento de esta impresora. Para ello, lo principal es entender el uso que vamos a darle y si queremos trabajar con esta impresora de una forma profesional en empresa de manera asidua o si, por el contrario, vamos a comprarla para imprimir documentos en casa de una forma ocasional.

Estás quizás la primera consideración, ya que, dependiendo de para que vayamos a utilizarla, cada una nos servirá un propósito distinto. Como ya hemos comentado, generalmente suelen utilizarse las impresoras de tóner para las empresas y trabajadores autónomos, mientras que las impresoras de tinta suelen ser las más habituales para las personas que quieren imprimir documentos desde casa.

Esto está directamente relacionado con el hecho de la carga de impresión y la cantidad de volumen que queramos imprimir. Como hemos mencionado, los cartuchos de tóner son más rentables si vamos a imprimir más de dos mil páginas al año, mientras que, por el contrario, una impresora de tinta no será más que suficiente si vamos a imprimir menos de cien páginas al año.

Para llevar a cabo esta decisión también es relevante que tengamos en cuenta el coste de los cartuchos, puesto que como hemos mencionado este varía, aunque te explicamos esto más en detalle en el siguiente punto.

¿Qué cartuchos son más baratos: tinta o tóner?

Como mencionábamos, el coste de los cartuchos es quizás el principal aspecto que tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger qué impresora comprar. A la hora de evaluar el precio de ambos tipos de cartucho tenemos que considerar lo que hemos expuesto en el punto anterior sobre el volumen de impresión, puesto que a mayor cantidad de documentos impresos, más recambios vamos a necesitar. De tal manera, hablamos de que, generalmente, para grandes cantidades de impresiones siempre va a salir más rentable comprar tóner que tinta.

Sin embargo, dentro de esta elección también podemos tener en consideración el hecho de que existen cartuchos más baratos y más caros en función al tipo, puesto que como sabrás existen cartuchos originales, cartuchos compatibles y reciclables, así que te comentamos a continuación que diferencia a cada uno de ellos:

OEM. Este tipo de cartuchos son los originales y, por lo tanto, los que fabrican la empresa que comercializa las impresoras, como, por ejemplo, Epson, Canon, HP, Lexmark. Estos cartuchos vienen junto a la impresora, cuentan con un sistema de garantía y su compatibilidad es del cien por cien. No obstante, su precio siempre va a ser muy superior al de resto y, en algunas ocasiones, es tan elevado que hay que conocer el precio de los cartuchos antes de comprar la impresora.

Cartuchos compatibles. Son los más asequibles del mercado, tanto de tóner como de tinta, ya que están fabricados por terceros en lugar de por los fabricantes de la impresora. Si queremos comprar los mejores cartuchos de tinta compatible tenemos que buscar aquellos que cuenten con la certificación ISO 9001. También podemos acudir a tiendas de cartuchos de tinta y tóner compatibles como Quecartuchoen las que podemos encontrar distintos modelos y tipos de cartuchos y tóner compatibles, reciclados y remanufacturados que nos ayudarán a ahorrar muchísimo a la hora de adquirir estos repuestos. La calidad de estos cartuchos suele ser prácticamente igual a la de los originales, aunque estos tienen un coste muchísimo menor, por lo que son los más elegidos por los consumidores.

Recargables o remanufacturados. El tercer tipo de cartuchos que podemos comprar son los más sostenibles y, por lo tanto, son aquellos que ya han sido utilizados con anterioridad y que, tras una revisión, se han limpiado y rellenado de nuevo. Estos también son bastante menos caros que un cartucho completamente nuevo, aunque muchas personas todavía tienen dudas al comprarlos, son totalmente seguros y, siempre y cuando los compres en tiendas de calidad, como la que acabamos de mencionar, no existirá ningún problema de compatibilidad.

Ventajas de los cartuchos de tinta y tóner compatibles

Ahora que ya conoces los tipos de cartuchos que existen y cuáles son mejores, ya podemos hablar de que más allá de las diferencias entre las Impresoras de tinta o de tóner, los cartuchos compatibles resultan la mejor opción para ambas. Esto se debe a una serie de ventajas que ya hemos ido exponiendo, pero que te explicamos en más detalle en este apartado:

  • La compatibilidad de estos cartuchos es prácticamente idéntica a la de los cartuchos originales, por lo que pese a la reticencia de muchos, no existe ningún tipo de problema a la hora de comprarlos, ya que resultará igual de buenos que un cartucho OEM.
  • El ahorro económico es muy significativo a la hora de comprar cartuchos compatibles. Los cartuchos originales pueden llegar a alcanzar los sesenta euros, mientras que un cartucho de tinta o de tóner compatible rondará los diez euros, si no menos.
  • Los cartuchos compatibles también son completamente nuevos, aunque como hemos mencionado antes, también existen los cartuchos reciclados que resultan otra opción excelente, puesto que nos ayudan a contribuir a mejorar el medio ambiente.
  • El resultado de impresión va a ser exactamente igual al de un cartucho original. Aunque podamos imaginar que la calidad de impresión va a ser peor, nada más lejos de la realidad, por lo que puedes quedarte tranquilo de que obtendrás unas impresiones fieles.
  •  La durabilidad de estos cartuchos también es excelente. Los fabricantes de impresoras se empeñan en quitarles mérito a estos cartuchos compatibles porque quieren que compremos los originales, pero lo cierto es que estos cartuchos compatibles no durarán menos, puesto que la impresora será la que gaste la tienda y utilizará la misma con los compatibles que con los originales.
  • Otra falacia es la del hecho de que estos cartuchos compatibles dañan las impresoras, ya que no existe ningún riesgo con su uso. Los cartuchos de tinta o de tóner compatibles son seguros y nos ayudarán a imprimir a un coste mucho más bajo.