Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El de naranja es uno de los aceites esenciales más versátiles que puedes disfrutar, porque sus usos son de lo más variado y puede recurrirse a él tanto con fines terapéuticos como cosméticos, para cuidar la piel en profundidad.

Su intenso aroma lo hace especialmente agradable, resultando perfecto para crear un ambiente relajado en cualquier estancia. El aceite esencial de naranja es un producto natural, conocido desde la antigüedad, que también en la actualidad puede aportarnos beneficiosos para la salud física y mental.  Si quieres conocer los usos y propiedades del aceite esencial de naranja y los principios activos que esconde este elixir que nos regala la naturaleza, en este artículo tienes toda la información que necesitas.

¿Cómo se extrae el aceite esencial de naranja?

La extracción del aceite esencial de naranja es un proceso sencillo pero delicado, porque se trata de obtener el preciado líquido sin que este experimente alteración alguna. El aceite se extrae de la cáscara de la fruta y puede lograrse por dos métodos: el prensado y el vapor.

El primero consiste en, una vez pelada la naranja y tras un primer rallado de la cáscara, ejercer la suficiente presión mecánica para conseguir sacar hasta la última gota que contiene la piel del fruto. La presión se ejerce en frío, para que la composición del aceite obtenido no sufra ninguna modificación.

El segundo método es el llamado de destilación por arrastre de vapor. En este caso, utilizando maquinaria específica, la cáscara de naranja experimenta una cocción por la acción del vapor de agua, que produce su desecación y permite la extracción del jugo oleoso que contiene in alterar sus propiedades organolépticas.

¿Qué contiene el aceite esencial de naranja?

Cualquiera de los sistemas de extracción del aceite esencial requiere partir de las naranjas dulces (Citrus Sinensis), sanas y en su punto óptimo de maduración. Es en ese momento donde la cáscara de la naranja es rica en los componentes que le dotan de su particular aroma y de sus buenas propiedades (fuente: https://www.zuvamesa.com/es/categoria-producto/oils/). Los principales compuestos orgánicos presentes en la cáscara de la naranja y en el aceite extraído pertenecen al grupo de los terpenos, sustancias químicas de alto poder aromático que se encuentran en numerosas especies vegetales.

Entre otras cosas se encargan de proteger a las plantas y sus frutos de la acción negativa de microorganismos como hongos y bacterias. Los terpenos son los responsables del sabor y del olor afrutado y cítrico de la naranja y de su aceite esencial. Los de mayor peso en el aceite esencial de naranja son el alfa – pineo, muy habitual también en las coníferas y con propiedades antiinflamatorias, y el limoneno, compuesto básico de la cáscara de los cítricos y especialmente predominante en la de la naranja.

El limoneno es el responsable de su olor, actúa como repelente de insectos, y es, además, un poderoso antioxidante natural. Geranial, mirceno, sabinero o citronelal son otros de los terpenos presentes en el aceite esencial de naranja, junto a otros importantes flavonoides, como la hesperidina, capaces de aportar múltiples beneficios al conjunto del organismo.

Propiedades del aceite esencial de naranja

Su rica composición en sustancias naturales beneficiosas es lo que dota al aceite esencial de naranja de sus buenas propiedades, que permiten usos diversos para prevenir o aliviar dolencias y para mejorar el estado de la piel. Entre las propiedades más destacables y conocidas hay que incluir:

  • Propiedades sedantes. Especialmente utilizado en aromaterapia, el aceite esencial de naranja propicia el relax y la calma, contribuyendo a la sensación de bienestar general y siendo eficaz para combatir problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión.
  • Alivio del dolor. Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas pueden ayudar a aliviar molestias musculares y de las articulaciones.

“El aceite esencial de naranja posee propiedades calmantes, antisépticas y diuréticas”

  • Poderoso diurético. El aceite esencial de naranja ejerce una interesante acción diurética que ayuda a eliminar grasas y toxinas del organismo y a evitar problemas como la retención de líquidos.
  • Propiedades antisépticas. Este aceite es un antiséptico natural capaz de frenar la acción de microorganismo patógenos como virus y bacterias. Limpiar heridas y controlar afecciones cutáneas o respiratorias es algo que el aceite esencial de naranja consigue gracias a esta propiedad.
  • Potente antiespasmódico. Esta característica ayuda a tratar molestias musculares como tirones o calambres y también contribuye al alivio de la tos persistente
  • Afrodisiaco. Aunque no hay certeza de esta propiedad, se apunta a que el aceite esencial de naranja podría tener un suave efecto afrodisiaco.

Usos del aceite esencial de naranja

El aceite esencial de naranja tiene múltiples aplicaciones y se utiliza en la industria alimentaria como aromatizante natural, en la elaboración de productos de cuidado personal como cremas, jabones o perfumes y también en la industria farmacéutica como ingrediente de determinados medicamentos.

Además, se puede recurrir a unas gotas de este poderoso aceite para combatir distintas afecciones o simplemente para lograr, en el hogar, un ambiente fresco y relajante. Según las distintas aplicaciones, el aceite esencial de naranja se puede utilizar directamente o, dado su alto nivel de concentración de compuestos orgánicos, diluido previamente en otro aceite portador como el de oliva, el de coco o el de almendras. Entre lo usos más frecuentes, que puedes probar, se encuentran:

Uso tópico para el cuidado de la piel

Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del aceite esencial de naranja hacen que resulte útil en el tratamiento de afecciones cutáneas como el acné y también en el proceso de cicatrización de pequeñas heridas o marcas. Es también un excelente limpiador facial, que elimina las impurezas del rostro dejándolo suave y luminoso. Sus propiedades antioxidantes contribuyen a la regeneración de las células de la piel favoreciendo su buen aspecto. Como precaución, tras la aplicación del aceite esencial de naranja debe evitarse la exposición directa al sol y siempre es conveniente diluirlo en otros aceites neutros siguiendo las indicaciones de cada fabricante. El aceite puede resultar eficaz para mejorar determinados tipos de psoriasis, siempre previa consulta médica.

Aromaterapia

La acción relajante de este aceite esencial lo convierte en uno de los más adecuados para combatir problemas de estrés, ansiedad o insomnio, pero recuerda que nunca debes inhalarlo directamente, sino poner unas gotas en un difusor para que la fragancia se expanda suavemente por cualquier estancia propagando sus efectos beneficiosos.

Masajes

Es otro de los usos frecuentes del aceite esencial de naranja. Diluir unas gotas en otro aceite y aplicar la mezcla sobre un área corporal dolorida proporcionará alivio inmediato.

Pequeñas contracturas, molestias en cuello y espalda por tensión acumulada, dolores articulares… pueden encontrar en este aceite un importante remedio. Unas gotas combinadas, por ejemplo, con aceite esencial de romero (que favorece la circulación sanguínea) resulta especialmente eficaz para combatir la retención de líquidos y también las grasas acumuladas en forma de celulitis. Un masaje en la zona con estos aceites (por ejemplo, en caso de piernas cansadas e hinchadas o cuando existe grasa persistente en glúteos, abdomen o caderas) es un excelente ‘tónico’ para reactivar la microcirculación.

Gripes y resfriados

Para tratar afecciones respiratorias leves, diluir unas gotas del aceite esencial en un vaporizador – difusor supondrá un importante alivio de las molestias asociadas especialmente la congestión nasal.

Usos en la limpieza del hogar

Es una práctica aplicación de este aceite que también puedes probar, ya que, sus propiedades antisépticas y antibacterianas unidas a su capacidad para combatir la grasa en general (como todos los cítricos) hacen que unas gotas diluidas en agua den forma a un potente limpiador que puedes utilizar en toda la casa, dejando, además, un agradable aroma que resulta eficaz para mantener a los insectos, como moscas o mosquitos, a raya.